Pues el otro día me enfadé del navegador por defecto de mi terminal Android y decidí cambiarlo por uno mejor, pero como no conocía ninguno me puse a buscar referencias en internet a ver cuál tenía mejores críticas. Así fue como llegué a una comparativa de navegadores en Android publicada por un blog raro (El Androide Libre).

Despues de leer, noté que no hablaban de cierto navegador porque lo estaban probando todavía, pero como esa comparativa ya tiene varios meses, dicho navegador ya está probado y pude leer su crítica en otra entrada del blog, se llama Skyfire.

Teóricamente, fue el que me convenció. Lo busque en el Android Market y lo instalé, pero ¡vaya sorpresa! me pareció una porquería. Era super lento, la interfaz no tenia nada del otro mundo y las páginas me las mostraba igual. Lo probé con varias páginas y definitivamente decidí desinstalarlo por su lentitud (o falta de velocidad) según se vea.

El siguiente que probé, y que fue definitivo, es el Opera Mini. Es más ligero, más lindo, más rápido, tiene la opción de ver las páginas en versión “movil” o “normal”. Y tiene la página de inicio tipo Safari o Chrome, (con esas pequeñas ventanitas con los sitios más visitados). El control de pestañas es el mejor que he visto en los navegadores móviles.

Cabe aclarar que mi teléfono es, desgraciadamente (#FuckYou HTC) un Hero con Android 2.1 (#FuckYouAgain). Y el Opera Mini es, sin duda y para mí y mi teléfono, el mejor navegador web.

Si quieres probarlo, usa Google Goggles para tomar una foto de este código o bien, búscalo directamente en el Android Market.