Imagen tomada desde la Sierra de Sinaloa

El día de ayer miércoles, por la tarde-noche, mucha gente en la localidad alcanzó a ver una ráfaga de fuego que caía del cielo y que se dividía en 3. Muchos pensaron que era un avión en llamas, yo había pensado que eran las Esferas del Dragón cuando se esparcen por la tierra después de haber pedido un deseo. Pero después de muchas hora de haber quedado con la duda, sale hoy en las noticias internacionales que dicha luz fue provocada según la NASA sin más ni menos que por un meteorito.

En este momento, según los diarios, la NASA se encuentra en la búsqueda de los restos -si es que los hay- de dicho cuerpo celeste. El evento fue visible desde Culiacán, Navolato, Mocorito, y Sinaloa de Leyva. Y al leer “Sinaloa de Leyva” solo se me pudo venir una cosa a la mente: El meteorito de Bacubirito. Sí, el meteorito que todos en Culiacán conocemos como “el meteorito del Centro de Ciencias”. Pero ¿cómo, cuándo y dónde se descubrió?

Todo sucedió en la comunidad de El Ranchito, cerca de Bacubirito cuando en 1874 un campesino de nombre Lorenzo Aguilar estaba arando su tierra para sembrar maíz, cuando la reja del arado topó con algo muy sólido. Lorenzo creyó en un principio que se trataba de una gran roca, pero el golpe había sido tan seco que tuvo que soltar las manceras del arado. Escarbó y, ciertamente, no halló la roca sino un enorme trozo de metal.

Corrió la voz y pronto aquella enorme mole de hierro fue el tema de conversación. Intervino la autoridad de El Ranchito, comisaría del Palmar de los Sepúlveda, sindicatura de Bacubirito, y pronto se hizo famoso el pedazo de hierro de Lorenzo Aguilar.

Dos años después, en 1876, el profesor Mariano Bárcenas hizo el análisis químico de un fragmento arrancado con tarraja, y determinó que el meteorito de Bacubirito se componía esencialmente de hierro y níquel. Dicho pedazo de hierro tenía un color plomizo o plateado. Posteriormente, se realizó un análisis más formal que dio como resultado que se componía de un 88.94% de hierro; 6.98% de níquel; 0.21% cobalto; 0.005%, azufre, y 0.15%, fósforo.

Meteorito de Bacubirito en 1874

Y fue así como, hoy por hoy, el meteorito de Bacubirito, con una masa estimada en casi 20 toneladas, se sitúa en el 4to. lugar entre los meteoritos de mayor masa en el mundo, siendo los primeros tres, el de Hoba, de 60 toneladas y descubierto en Namibia, el Chaco, de 37 toneladas descubierto en Argentina y el de Ahnighito, de 34 toneladas descubierto en Groelandia.

El meteorito se encuenta exhibido desde 1992 en la explanada del Centro de Ciencias de Sinaloa donde cualquiera puede llegar y apreciarlo. Tan solo al tacto se puede sentir la dureza del metal. Aunque a simple vista parece una simple roca, se puede sentir la gran diferencia en su textura, pues se trata de un objeto extraterrestre.

Meteorito de Bacubirito en la explanada del Centro de Ciencias

Sinaloa podrá ser toda la porquería que lamentablemente es, pero gracias a casualidades de la naturaleza, tenemos grandes orgullos como este. Al menos para mí, un aficionado a la astronomía.

Actualización: 9 de enero

Según astrónomos investigadores, el objeto que cayó aproximadamente a una velocidad de 30km/s podría no ser un meteorito sino basura espacial. Esto se cree porque “no se detectaron órbitas extrañas por ningún observatorio antes de la colisión con la Tierra”.

Independientemente de qué haya sido, las expediciones enviadas a buscar los restos del objeto siguen sin dar resultados positivos.